Árbol llorón.

¿Por qué no iba a escribirte?
Mientras cocino pienso
qué hará el sol mañana.
Querrá salir conmigo.
Pienso en ti,  olvido donde,
desconozco tu ahora
y te pienso sonriendo al sol.

Frente a mí,
el calor acoge al pálido árbol
lo estruja bajos sus rayos
y le conduce a la abrasión
en la roja sangre
que derrama el árbol
mientras llora.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Dos mundos.

Blanca Navidad.

Al desnudo.