Fugaz mirada

Para P.
Un rayo a medianoche
con una sonrisa pícara
destapas la cornisa de mi pecho.
Descubriendo una tenue melodía 
que susurra con cariño 
las letras de tu nombre.
Latente tu mirada 
sobre la cara oculta de la luna,
mi luna bonita que se descuelga 
dulcemente del eterno retorno.

Tornas mi piel en arena
que se desliza, que se escapa
sin querrerlo de tu voz suave.
Dentro de mí, un grito
aparta del camino 
todo lo que el cuerpo retiene, 
reprime, exprime, inhibe...
el deseo de los ojos que no ven,
porque la sangre no escucha 
solo calienta la vena 
que se desliza entre tu corazón y el mío.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo...

Es real. Esto existe.

Sé tu propio Plan.