Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2017

Blanca Navidad.

Imagen
Aquella sala era como sus películas favoritas. Las americanas eran las mejores con aquel aire de poder, superioridad y de aquella marca de la casa que solo ellos tenían. José miraba con gusto aquel falso espejo que ocupaba casi toda la pared. José sabía que ahí se encerraba el secreto y la duda acerca de su pasado, de un pasado que nunca se había atrevido a contar a María. José sabía quién era y que aquellos años de intensa juventud nunca le apartarían de su auténtico destino. A veces deseaba convencerse de que aquello no acabaría con él, quizás, él hallaría la forma de atrapar su destino y hacerlo huir. Era un necio, creía en fantasías hasta que María apareció en su vista en aquella estación de tren donde compartieron asiento y una conversación maravillosa. José estaba tranquilo, todo aquello lo había previsto, pero lo que no había visto venir fue la reacción de María. María era la pobre incrédula que se había casado con él y que ni siquiera sabía que vivía en una mentira. 
Aquel dí…

Alivio.

Imagen
Aquella figura se levantaba entre la luz y la oscuridad. Aquella figura perfilada mostraba un ojo que brillaba en la oscuridad, brillaba con un azul embrujado que te encogía el corazón con solo mirarle una pestaña. Su rostro era afilado con unos labios delicados que temían pronunciar alguna palabra. Su piel era mármol con pequeñas estrías que deformaban la superficie de su cuerpo. Su clavícula marcaba el principio de una sombra quebrada. Una sombra que no se reconocía como pareja de aquella figura. Su rostro azulado y pálido tenía la mirada perdida. El ojo azulado se contemplaba, sin saber a quién miraba. El ojo no se reconocía en el reflejo de aquella luz y aquella oscuridad que le daba a conocer una nueva mitad que antes ni poseía, ni conocía, ni que creía que iba a llegar a conocer. Me acerqué con temor de destruir aquella imagen de conocimiento, de auténtico horror. Me acerqué a pesar del riesgo de que aquella figura, de que aquella mujer, se deshiciera entre mis brazos abandonánd…