Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

Le había vuelto loco.

Imagen
Cojo el cepillo de dientes, echo la pasta dentífrica y me meto el cepillo en la boca. Uno, dos, tres… Cada mañana, Harold Qrick cogía su cepillo de dientes y deslizaba la pasta blanca entre sus pequeños dientes. Harold no podía evitar contar cuántas veces se cepillaba cada parte de su boca. Parecía que se trataba más de un trabajo que de una acción cotidiana.
Dejo de contar. ‘’¿Quién está ahí?’’ -gritó-. ‘’¡Hola! ¿Hola?’’ Vuelvo a contar. Uno, dos tres, cuatro, cinco… Harold trabajaba mucho, era su principal defecto, aunque él no se atrevía a reconocerlo. Harold era inspector de Hacienda y no hablaba mucho de ello, porque… ‘’¡Quién está ahí!’’ -gritó de nuevo-. ‘’¡Quién eres!’’ Harold se sacó de golpe el cepillo de dientes y se dirigió al aire, preguntándole quién era. Harold no solía despertarse con ganas de hablarle al viento, pero hoy deseaba ser otro…
Estoy helado. Escucho una voz. Me atrevo hablar. ‘’De acuerdo si eres mi conciencia no sé por qué hablas de mí todo el rato y sobre …

Quiero tu Palabra.

Imagen
Quiero tu Palabra. Deseo rozar tu Palabra con los labios y que la punta de mis dedos se deslice por tu gran memoria. Deseo clavar mis entrañas entre tus grietas, tus arrugas, tus achaques. Tu Palabra en mis ojos. Tus ojos con los míos y mis labios en tu Palabra.
La luz tintinea cuando te aproximas. Te aferras a la luz para no dejarte consumir por la oscuridad. La cueva se llena de luz. Una luz oscura y ardiente. Su sombra proyecta más sombras y nos deja el uno frente al otro. No deseas desaparecer. Tu Palabra dibuja círculos anaranjados, una flor sale de ti y viene a por mí. No me aparto, me diste tu Palabra. Tu Palabra se desliza por mis ojos y baja por mi garganta. Vuelven a mi boca palabras, palabras rotas, proféticas, preñadas, ariscas, humanas… Tus palabras dejan huellas en mi memoria y tú recoges la música que emerge de mi interior. La coges y vuelves a repetir mis palabras. Mi música sigue saliendo de mi pecho, casi puedes rozar con tu cabeza mis palabras. Te acercas mucho más …