Entradas

Fruto de la herida

Imagen
Posos de palabras afinadasen una taza vacía.  Una caricia lacrimosa  cuando se separan las columnas sólidas del costado.  Costilla magullada ante la visión deshecha  de los huesos entrelazados en la llanura plumosa. Raídas las alas  como hojas otoñales.  Respiras aliviada ante la fisura abierta de tus labios,  del centro líquido que escondes a los otros ojos, pero que hoy me entregas  sin vergüenza  y con el fruto de la herida corriendo calle abajo. 

Como dos gotas de agua

Imagen
Semejanza acompasada como separadas flores que crecen.  Tallo de cristal  como las primeras lágrimas del recién nacido.  Miraban sus ojos a la profunda llamarada de la noche.  La tinta descolorida es olvidada  junto con mis puentes decadentes,  cuando el rayo atraviesa mi piel como un dedo que turba el agua.

Sabor, sabor

Imagen
Como una serpiente alargada nos colocamos en mitad de la calle. Tantas personas como yo esperando una caja de esperanza, una caja para matar el gusanillo, una caja de sorpresas como los huevos Kinder. Mantenemos la distancia. Mis hijos esperan en casa. Hambrientos. Muertos casi por la carencia de víveres. Les damos amor, pero eso no mata el hambre. Mi mujer está intranquila, pero se apaña con todo lo que tiene. Mientras se cuecen las patatas derrama algunas gotas de más en el fondo de la olla. Cree que no las saboreo, pero a mí la comida me sabe a tristeza.

Intermitente

Un niño corre por la acera de la avenida.La calle del olvido mira mientras cabalgan miles de rostros  sin tropilla y con prisa.  Ninguno le revela el vínculo ni el cordón que te rompen  al lanzar el primer grito.  Latidos acuosos,  tráfico fluido,  semáforos en intermitente.  El niño solo  se pregunta  dónde está su padre. 

Visión

Imagen
Traspasarte con los ojos como farolillos escondidos en la noche. Acariciarte con los dientes como la hierba fresca bajo la planta de los pies. Empaparte la piel de perfume, de sudor,  de mi aliento embaucador,  enamorado, desgarrador.  Esperarte inquieta bajo la sombra del sauce que ya no llora  como las plumas que se pierden, como las gotas que se escapan, como los coches que huyen de la ciudad.   Esperanzarse entre las arrugas de las pasas, entre el humo de los garbanzos madrileños,  entre el aire acondicionado.  Quedarse abierta, sin vergüenza o  dormida entre las montañas del sofá y sobre los papeles en blanco de nuestra historia. 




Fitness

Imagen
"Ejercicios para abdominales". Cliqueó y se suscribió a un nuevo canal de YouTube. "A esta mujer hay que seguirla" dijo ella mientras sostenía una tableta de chocolate Milka.



Niña perdida

Imagen
Violeta es la melena de la niña 
que camina ensangrentada  entre los oscuros abismos de la vida. Un trazo ajustado se hunde como una lengua que afila sus labios.  Se atormentan sus manos
con los finos ganchos  de su barco malherido.  La callejuela se sumerge en la niebla.  El cuerpo se derrama gota a gota como el paso de la arena.  Estira la voz en el silencio tranquilo de la noche.  Nada le responde ni el sucio aire que se desprende  en la orilla negra que sobrevive en las calles.  Un abismo se instala entre sus dientes.  Un grito ahogado se detiene en su pecho.  Nada más se puede decir  cuando el amor se instala en un pequeño paraíso.