Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

La calidez entre mis dedos.

Imagen
Me he quedado embobada mirando tus ojos y cómo me mirabas. Tus palabras no acababan en tus labios y temías no explicarte. Me devolvías la mirada y solo tu sonrisa me retó a intentar entenderte. Entonces, tus manos destaparon tu cuerpo, quedando al aire todos los poros de tu piel. Una brecha decoraba la mitad de tu torso y me insinuante que si no creía, que me atreviera a navegar en aquel lugar interior que habías ido creando con el paso de los años. No lo dudé y te abrí en canal.
Frente a mí surgió una oleada de colores donde no había formas. Mi vista se confundía y no sabía hacia dónde mirar. Una hermosa flor azul surgió de la confusión y en su interior moraba un olor que me hechizaba. Mi boca imaginó comer aquella delicia de olor. Mis ojos se cerraron para deleitarse en aquel deseo. Aquella flor dejó de ser grande a ser una pequeña florecilla en el camino. La inmensidad me dejó plantada al lado de la florecilla porque me encontré frente a un cielo rosado donde la luna no sonreía a …

Desde la oscuridad.

Imagen
Sin vacío, no habría oscuridad. Sin oscuridad, no habría luz. Sin luz, nada podría existir. 

Me acomodo a lo formal que se supone que es creíble. No tengo ilusiones o esperanzas, solo caídas de cama y duros dolores de espalda. El saludo del sol es siempre frío y distante. No hay nada más allá de la ventana por la que miro todos los días. Solo veo lo mismo y lo mismo. ¿Acaso no me estaré convirtiendo en un loco? La comida ha perdido su valor y admiración, y mis dientes dejan de ser inmaculados a ser solo polvo. Mis manos han dejado de sostener aquello que me inspiraba un alivio para mi existencia. Dejo de ser algo útil y con autonomía para ser un escombro postrado en un lugar insignificante. Solo podía mirar lo que había en mí y observar que nada de lo que tenía me gustaba. ¿Por qué me hiciste así? ¿Por qué quieres que viva así? Lo que me entristecía era reconocer que tenía roto el corazón. Mi compasión se había esfumado y había maldecido a su propia sombra para intentar escapar de ella…