Intermitente

Un niño corre 
por la acera de la avenida.
La calle del olvido mira
mientras cabalgan miles de rostros 
sin tropilla y con prisa. 
Ninguno le revela el vínculo
ni el cordón que te rompen 
al lanzar el primer grito. 
Latidos acuosos, 
tráfico fluido, 
semáforos en intermitente. 
El niño solo 
se pregunta 
dónde está su padre. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Todo...

Sé tu propio Plan.

Es real. Esto existe.