Tu liberación.

Es inconsciente el cigarro en tus manos.
Es el sol quien anula tu vista.
Es la mano quien posee las costillas de la carne.
La llama en la cabeza.
Es el humo quien te libera.
Son las palabras quienes te delatan.
Esa barba blanca solo es ceniza.
Solo el sol calienta
y tu aliento apesta a ausencia.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Dos mundos.

Bajo mi piel.

Blanca Navidad.