La cruz frente al desierto

Sola la cruz frente al desierto
moja la espalda de lágrimas pintadas.
Cae el rostro por el cuerpo
y yo recojo la sangre derramada.

Caen los clavos de mis manos.
El Calvario se despierta enfurecido.
Se hace tarde.
Los huesos se quiebran.

Sola la llama se mengua en las tinieblas.
Se encoge el pecho del hombre muerto.
Cae la noche en el monte sin luz.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Dos mundos.

Al desnudo.

Quiero tu Palabra.